domingo, 31 de enero de 2010

Hacer lo que siento, enojarme, arrepentirme, reírme, llorar... Todo cuando se me dé la gana. Algunas veces egoísta, otras buenudo (boludo, pelotudo, etc.). Es mi forma de mantener en forma al corazón, saltando de aquí para allá. Siempre cambiante, pero siempre igual. Tan contradictorio, tan yo. Así me gusta ser. Y sí, fue solo una noche de libertad (y no libertinaje), pero pueden ser mas, ahora sé que se puede. La felicidad a veces no pasa por ser felices, sino por saber que podemos serlo. Sé que puedo contra vos, basura. Hay cosas a las que no se debe volver, y vos sos la única. Mirá que sufrí por desamores, pero no me preocupa tanto volver a hacerlo como volver a caer en tus garras. No voy a caerme, y voy a levantar a cuanto pueda con el tiempo. Esto pasó a ser personal, no puedo ni debo dejarte lastimarme, y menos aún dejarte lastimar a los demás. ¿Qué nos queda de futuro con algo así manejando nuestras cabezas? Será muy lindo vivir en las nubes, pero mas lindo es ser felices de pie, sin abrazar elementos sin vida. Cuesta, pero se puede, y yo voy a poder...

2 comentarios:

Fresh dijo...

La felicidad a veces no pasa por ser felices, sino por saber que podemos serlo.

Que buena frase, besos♥.

Ayeleen dijo...

Vas a poder, :)

Beso fede ,