domingo, 3 de abril de 2011

Me duele hasta reírme, sigo sin creer lo que pasó. Primito mío dame fuerzas para seguir tratando de sostenerlo a Rodri, y dale fuerza a él que tantas cosas le pasaron. Mañana me reencuentro con vos a las 14.00, me pongo el despetador. Te quiero mucho, espero que donde estés seas feliz y nos puedas contagiar a todos los que quedamos dando vueltas por acá...

1 comentario:

Maitena dijo...

Mucha mucha fuerza, sé que en estos momentos, no hay palabra de consuelo, pero sabes que tenes un montón de gente al rededor que te ayuda a seguir. Un beso gigante y un abrazo muy fuerte, cualquier cosa podes contar conmigo.