miércoles, 19 de noviembre de 2008

Uno más...

Era tan común como todos. Cinco veces por semana se levantaba temprano, saludaba a su mujer y a su hijo (mientras ellos seguían durmiendo) y tomaba el colectivo para ir a la fábrica, donde pasaría las siguientes diez horas. Los Sábados también trabajaba, pero solo ocho horas, como pintor en una obra. Los Domingos los dedicaba a descansar, y también aprovechaba para pasar un tiempo con su familia. Él los amaba, y todo su sacrificio lo realizaba feliz de saber que, algún día, su hijo podría disfrutar de los frutos que el aún no veía. A veces se preguntaba si Laura y el jóven Sebastián sentirían lo mismo por él, pero nunca llegaba a una respuesta que lo dejara seguro. Quizás ellos no estuvieran conformes con todo el tiempo que pasaba fuera de casa, pero el sabía que algún día eso iba a servir. Estas preguntas en su cabeza cada vez eran mas frecuentes, y llegó a dudar si el esfuerzo que realizaba era suficiente, el quería darles mas, pero no sabía como conseguirlo. La idea se fue apoderando cada vez mas de su ser, la rutina lo cansaba y necesitaba algo que le de respuesta a todas sus inquietudes.
Una tarde de Sábado, como todos los Sábados, estaba pintando el exterior del décimo piso de la obra, y de repente creyó encontrar la respuesta que tanto anhelaba, la llave hacia el mundo donde la rutina no lo agobiaría y donde le podría dar a su familia el dinero suficiente para que pudieran vivir felices. Así que desajusto el arnes, y logró que esa caida de diez pisos pareciese un accidente, del cual la empresa debía hacerse responsable. Lo que nunca supo fue que su familia no presentó cargos contra nadie, pues su hijo se suicidó al enterarse de la noticia, y su mujer murió de tristeza. El problema es que a algunos locos no nos importa el dinero mas que un padre, una madre, un hermano, un amigo, un amor...

Vos lo pediste, vos lo tenés... El final no se si es lo que esperabas, pero se me ocurrió que podía dejar un buen mensaje así :)

2 comentarios:

Romii dijo...

Es lindo, pero ... él se suicidó por amor y ... No sé. Ni da que se mueran el hijo y la mujer tambien. Ellos tenian que ser felices con esa plata. Era la idea del tipo , al final no sirvió para nada su plan de muerte.

Igual Gracias :)
Te quiero muchisimo ♥ ♥ ♥

Fede Spock dijo...

Revisando en el tiempo me encuentro que dejé esto sin contestar. La idea es que no haya servido de nada su muerte. La idea es ver que hay cosas mas importantes que el dinero. La idea es que te amo, pero no puedod ecirtelo, así que lo escribo acá que no lo vas a leer...